viernes, 15 de julio de 2011

Song to say goodbye...

Finalmente después de 11 meses y medio de tortura, se acerca el fin del temido y siempre odiado Servicio Social....

Mis reflexiones hasta ahora....

Quiero mantenerme positiva y no descargar toda mi amargura de un jalón, debo reconocer que, aunque no lo pensaba, este año sí sirvió de aprendizaje, no tanto en el lado médico, más bien en el lado humano y el trato con los pacientes, ya que en ningún otro año de la carrera tienes que lidiar con las personalidades/peculiaridades de tus pacientes tanto como en el servicio social.
No puedo negar que conocí a personas valiosas que con el paso del tiempo hicieron más llevadera la estancia en la comunidad, y como aún me sorprende el hecho de que es cierto que en los ejidos todo el mundo sabe tooooda la historia de los demás, y si, tooooda...
Algunas veces me gana la nostalgia en todo esto (raras y contadas ocasiones) y me encuentro pensando en el futuro, en el examen tan temido, en lo que sigue y las posibilidades futuras, pero creo que ahora lo hago con más tranquilidad y un ánimo más reflexivo...

Ahora no empezare con el drama que existe en mi delegación por la ausencia/desaparición de un bono prometido, además de que después de todo 11 meses de esclavitud si pesan..... Y más cuando eres poco valorado y apreciado, pero espero que todo se resuelva de manera tranquila, aunque no creo que satisfactoria para mis compañeros, pero mientras tanto pienso que ya están navegando aguas peligrosas, pero ojalá todo se resuelva bien...

La vida personal???.... Un desastre.... mejor cambiamos de tema y me quedo pensando en lo que ha pasado desde que inicié la carrera, ahora que ya soy "legalmente" doctora (examen profesional, aprobado... solo faltan trámites para el título), los errores y aciertos cometidos, pero sobre todo el aprendizaje adquirido...

Definitivamente 7 años si te cambian la vida